Páginas vistas en total

miércoles, 16 de septiembre de 2015

@_CarlosRivera De rey león a rey de lo romántico

Actor y cantante, muchos aún lo recuerdan como el inolvidable Simba, protagonista del musical ‘El Rey León’, donde trabajó durante dos años. Pero Carlos Rivera (que repite este papel ahora en su país natal, México) pone también voz a algunas de las canciones más románticas de los últimos tiempos.
Con él pasamos un largo rato hablando de música, de cotillear comentarios sobre él en redes sociales o bromear con el Rey Felipe VI.
¿Quién es Carlos Rivera?
Esto es difícil… Las palabras que se me ocurren es que soy muy soñador, soy muy intenso, soy muy apasionado de lo que hago. Me encanta hacer lo que hago y lo hago con todo el amor. Añadiría terco, ¿se usa aquí esta palabra? Pues sí, esas cuatro cosas son las que más me podrían definir.
¿Qué te trae de nuevo por España?
Estoy de vuelta porque acabamos de lanzar mi nuevo single, ‘Cómo pagarte’, que es una canción muy especial para mí.
¿En qué se diferencia de otros trabajos?
Desde el primer momento que la escribí me emocionaba… Las palabras salían yo no sé de dónde y me decía: “¡Pero bueno! ¿Qué es esto?” Y cuando la terminamos y empecé a cantarla completa, me emocionó muchísimo y pensé: ”¿Qué va a pasar cuando se la cante yo a la gente?” Y yo creo que dice todo lo que cualquier persona desearía decirle a la persona que te ama tanto y que no tienes cómo pagarle o agradecerle. Creo que encontré las palabras justas.
¿Qué es lo que más echas de menos de Madrid? (Sin enfadar al público mexicano, claro)
Yo no sé, creo que en realidad el hecho de estar siempre aquí. Obviamente México es mi país y lo amo, donde está mi gente y mi comida, pero solo el hecho de venir a Madrid me pone de buenas, me hace feliz. Tiene que ver con todo: la ciudad es preciosa, mis amigos, además de algo que es lo que más me gusta y es el cariño que se me tiene. El público me lo demuestra y, ¿a quién no le gusta ir a un lugar donde te sientes querido?
Tú sigues compaginando tu participación en ‘El Rey León’ con tu carrera. ¿Es muy complicado combinar el estar todo día de funciones con tus compromisos como cantante? Porque, realmente, lo tuyo no es muy habitual…
No, no, mi carrera es muy peculiar porque no se puede comparar con ninguna otra: quien hace teatro hace teatro, quien hace discos hace discos, pero afortunadamente, hacer las dos cosas con buenos resultados me gusta, porque sé que he sembrado un público de las dos maneras. En España con un solo disco tuve un gran crecimiento, les sonaba la cara y les sonaba la voz porque era Simba en ‘El Rey León’, donde me vio un millón de personas. Y eso dio pie a que los conciertos se llenaran y siempre preguntaba: “¿Quién de aquí me vio en ‘El Rey León’?” y era un gran porcentaje. Lo mismo ocurre en México, aunque ya hice ‘La Bella y la Bestia’ o ‘Mamma Mia’, hacer ‘El Rey León’ es una confirmación de mi carrera allí. Así que disfruto el momento, el éxito aquí y allí, el haber sido el Simba original en Madrid, ver mi foto en la Gran Vía aún me hace ilusión… Me gusta el éxito en el teatro y las puertas que se abren ante mi carrera como cantante.
Estos días sé que estás celebrando que has alcanzado 200.000 seguidores en instagram, más de 300.000 en Twitter, 600.000 en Facebook... ¿Qué uso haces de las redes sociales? Porque algunos creen que se puede perder la magia…
Yo creo que los artistas de la vieja guardia son los que pueden pensar así, pero a mí me gusta mucho. Soy casi adicto y me encanta leer los comentarios de mis fans, les hago muchísimo caso y además incluso aunque estés lejos (como en el caso de España) es como si siguieras cerca. Y encima somos mucho más certeros en lo que ofrecemos. Por ejemplo, con ‘Cómo pagarte’ sabía que era una continuación de lo que había visto: en Facebook, los artistas tenemos una herramienta que podemos ver lo que se dice de nosotros incluso cuando no nos mencionan, y yo podía ver que mis canciones se compartían mucho, que muchas se utilizaban para casarse o para pedir matrimonio y para dedicar amor. Por eso las aproveché: si soy un cantante de amor y la gente me identifica con eso, que es superbonito, voy a seguir escribiendo canciones con este mensaje y con este lenguaje.
Otra cosa buena de esta herramienta es que la gente que a lo mejor me descubre de repente escribe: “¿Quién diablos es este?” y yo contesto:  “Soy yo” con una carita sonriente, ¡y se quedan  locos! Y lo bueno es que gracias a eso tanto ellos como sus amigos empiezan a buscarme y es buenísimo.
Acabas de actuar en un concierto multitudinario, la noche de Cadena Dial: ¿sigues la música española?
 ¡Absolutamente! En ese concierto coincidí con amigos como Malú, Pablo Alborán, Manu Carrasco, Baute, que es mi hermano (juntos escribimos una canción para mi nuevo disco), Ana Torroja, India Martínez, Vanesa Martín, Axel, Dani Martín… Admiro mucho a Miguel Bosé, Alejandro Sanz, Hombres G, gente que marcó una gran etapa de mi vida. Prácticamente a todos los he podido conocer y es un honor.
Aparte de la música, ¿sigues también la actualidad de España? ¿Cómo ves España ahora que estás fuera?
Fíjate que yo viví España en el peor momento de la crisis y al volverme residente ejercí como cualquier ciudadano español. Siento que ahora se nota un cambio: la gente se ve un poco más feliz, menos preocupada, menos triste por la situación económica. Me da mucha alegría, ahora espero que mi país salga delante de la misma manera.
Además, es que España es un país muy querido por el mundo y en México ni te digo: adora España. En el teatro vi a la gente que venía a España y me di cuenta, ¡cuánta gente adora España! Yo pude cantar para los Reyes cuando estuvieron en México de visita, en una cena muy pequeña, de 300 personas en el Palacio Nacional y me invitaron como mexicano que ha vivido en España. Les canté y tuve incluso una pequeña charla porque quisieron felicitarme personalmente y viví una anécdota con el Rey: la Reina me preguntó por mi vivencia en Madrid y les conté sobre ‘El Rey León’ y cuanto tiempo estuve y todo lo que hicimos acá y entonce el Rey me dice: “¡Mira, estamos de Rey a Rey!” Fue increíble, un momentazo memorable: ellos son personas increíbles y fue algo muy bonito como mexicano que ama España.