Páginas vistas en total

jueves, 26 de enero de 2017

El Óscar: Muchos blancos, algunos negros y ningún latino

La Academia le agregó color a sus Óscars, con un récord de seis actores negros nominados para la edición del 26 de febrero. Pero los latinos brillaron por su ausencia.
Siete de los 20 nominados son negros, incluidos Mahershala Ali, Naomie Harris y el director Barry Jenkins por “Moonlight”, que en total participa en ocho categorías; el dos veces ganador del Óscar Denzel Washington y Viola Davis por “Fences”; Octavia Spencer, por “Hidden Figures”; y Ruth Negga, por “Loving”.
Es la primera vez que al menos un actor negro está nominado en las cuatro categorías de actuación. A eso se le suma que cuatro de los cinco documentales indicados son de cineastas negros.
“Lo que un ‘hashtag’ puede hacer”, escribió Sasha Stone, editora de Awards Daily.
Se refiere al #OscarsSoWhite (Óscars muy blancos) que rebosó las redes sociales después de dos años en que sólo actores blancos fueran nominados.
“Un año reflejando la experiencia negra no compensa 80 años de subrepresentación de TODOS los grupos”, reparó April Reign, creadora de la polémica etiqueta.
Y ahora además de los actores blancos y negros, está sólo Dev Patel (“Lion”), británico de padres de India.
De hecho, hay cero intérpretes latinos.
Benicio del Toro fue el último llevarse un Óscar por “Traffic” hace 16 años. Y el último nominado fue Demián Bichir en 2011 por “Una vida mejor”.
En esta edición, el mexicano Rodrigo Prieto compite por la fotografía de “Silencio”, y el español Juanjo Giménez por su corto “Timecode”, y el aclamado Lin-Manuel Miranda, de origen puertorriqueño, por su canción “How Far I’ll Go” de “Moana”. De ganar este último, completaría el llamado EGOT –Emmy, Grammy, Óscar y Tony-, proeza que sólo logró una latina, Rita Moreno, en 1977.
Miranda, creador y protagonista del exitoso musical “Hamilton”, tiene dos Grammys, tres Tonys y un Emmy, además de un premio Pulitzer y una beca MacArthur. De allí que el sitio The Huffington Post diga que no es que aspire al EGOT sino a un MacPEGOT.
– Talento –
Un estudio de la Universidad del Sur de California mostró que 5,3% de los personajes que aparecieron en las 100 películas más populares en Estados Unidos de 2015 eran latinos –frente a 73,7% de blancos y 12,2% de negros– en un país con casi 57 millones de hispanos, la primera minoría.
Sin contar con que son responsables de un cuarto de la taquilla doméstica.
“Estamos desgraciadamente subrepresentados en cada película, en cada estudio, en cada departamento de mercadeo”, señaló por su parte en un artículo Santiago Pozo, fundador de la compañía hispana Arenas Entertainment y miembro de la Academia desde 1993.
Para A.J. González, cineasta y exprofesor de cine en la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), el problema comienza con el dinero para las películas.
“No hay un nombre latino con suficiente peso para atraer inversionistas”, explicó a la AFP.
Es así como por ejemplo Catherine Zeta-Jones interpretó a Elena Montero en “Zorro” con Antonio Banderas, Ben Affleck al mexicano-americano Tony Mendez en “Argo”, Madonna a Eva Perón y Al Pacino al ganster cubano Tony Montana en “Scarface”.
El mismo Mahershala Ali encarna a Juan, también un cubano que inmigró a Miami y no tiene acento, y que sobre la polémica racial, dijo: “Espero no haber sido nominado por ser negro. Eso no tiene relevancia”.
Las nominaciones “no son un mensaje”, aseguró la presidenta de la Academia, Cheryl Boone Isaacs, al ser consultada sobre la polémica racial. “La verdad es que tiene que ver con talento”, siguió.
– Evolución –
En esos dos años de “Óscars muy blancos”, el mexicano Alejandro González Iñárritu ganó como mejor director y en 2014 fue Alfonso Cuarón, mientras que el director de fotografía Emmanuel Lubezki conquistó tres estatuillas al hilo.
Aunque todos con películas sin foco o protagonistas latinos: “El Renacido”, “Birdman” y “Gravedad”.
“Muchos escritores, productores, directores no quieren estar relacionados con ningún contenido latino, quieren ser parte del ‘mainstream'”, la corriente principal, sin etnicidad, explicó a la AFP Tom Nunan, productor de películas como “Crash” y seminarista en la UCLA.
Son además nombres de peso, pero en número, insignificante en relación con el tamaño de la población.
Los expertos creen en todo caso que los actores hispanos ganarán más espacio en la gran pantalla, pero el proceso es lento. Diego Luna, Oscar Isaac, Michael Peña, Edgar Ramírez y Rodrigo Santoro aparecen cada vez en los créditos de Hollywood.
“Sentimos que ha habido progreso que refleja el talento y poder que tienen nuestra comunidad cuando se nos da una oportunidad”, resaltó la Asociación Nacional de Productores Independientes Latinos.
La Academia se comprometió el año pasado a aumentar significativamente para 2020 el número de miembros mujeres y de minorías. Actualmente, de sus 6687 miembros, 27% son mujeres y 11% de color.
Y de cara al año que viene, tal vez surja una campaña en redes sociales por unos #OscarsMasLatinos. AFP
Fuente: La Patilla