Páginas vistas en total

Registrate y gana en $

jueves, 5 de julio de 2018

¿Por qué se retiró Maía de MasterChef Celebrity?, esa y otras de sus revelaciones


Maía es una de las barranquilleras más queridas por los colombianos. Con temas como ‘Ingenuidad’, ‘No quererte’, ‘Niña bonita’ y ‘Fiesta de verano’, ha enamorado a miles de seguidores en todo el país. 

Ahora, y después de su paso por la cocina del reality MasterChef Celebrity, esta costeña de 35 años habló con El País de lo que aprendió en el concurso del Canal RCN, y confesó lo difícil que fue tomar la decisión de retirarse de la competencia debido a un problema de salud. 

También contó cómo fue el proceso para darle vida al tema ‘Un beso de su boca’, sencillo que estrenó recientemente en sus redes sociales y que busca enamorar a los fanáticos de la salsa. 

Hablemos de su nuevo sencillo titulado ‘Un beso de su boca’, tema que ya tiene casi dos millones de reproducciones en YouTube. 

‘Un beso de su boca’ es una salsa romántica que nació hace tres años. Me la presentaron los compositores Julia Sierra, oriunda de Cuba, y los caleños Marcela Cárdenas y Juan Vicente Zambrano. El tema era un bossa nova (música popular brasileña derivado de la samba) y lo convertimos a salsa.

¿Y por qué convertirla en una salsa?
Fue una decisión que se tomó junto a Juan Vicente Zambrano, arreglista y productor de la canción. Además, hicimos una versión acústica, exclusiva para la plataforma de descarga de iTunes y para las radios románticas. Por ahora en el resto de lugares estaremos sonando la versión original, es decir, la salsa. 

‘Un beso de su boca’ realmente la hicimos hace muchos años y nos gustó. Sin embargo, en ese momento estábamos en otro proyecto, que era el lanzamiento del disco anterior, y por eso fue que este año decidí que ya era un muy buen momento para comenzar a trabajar en esta canción y volverla salsa. Siempre he tenido un gusto grande por ese género y le he estado coqueteando desde que canté ‘Niña bonita’.

¿Qué otros proyectos musicales tiene actualmente?
Venimos de hacer promoción de Lima, Medellín y Bogotá. En los próximos días estaré viajando a Manizales porque allá realizaré un show acústico el próximo 12 de julio, y el 19 de este mes estaré cantando en la inauguración de los Juegos Centroamericanos y del Caribe. 

Siempre tratamos de trabajar a corto y a mediano plazo. Estamos revisando nuevos conciertos para el segundo semestre del año y estoy trabajando paso a paso porque el público cambia mucho y debemos estar a tono con ellos.

Usted ya realizó un tema urbano titulado ‘Fiesta de verano’, ¿cómo fue esa experiencia al lado de Maluma?
Ese sencillo hace parte del disco pasado porque fue una investigación del sonido urbano. Hice algo con Maluma y con Kevin Flores. Ese trabajo tiene canciones con sonidos urbanos y antes de hacerlo nos fuimos un año para Nueva York, República Dominicana, Puerto Rico y Panamá. 

Además, estuvimos en Cartagena conociendo un poco de la champeta, en Medellín aprendimos sobre reguetón. Finalmente, cuando ya cuando tenía más claro qué quería lograr con los sonidos urbanos hablé con Maluma para hacer la canción. Él la grabó en Puerto Rico tres o cuatro días después de que yo la grabé con Pitbull, Wisin y Yandel. 

Soy de las que piensa que un artista no puede interpretar un solo género, pero sí tener una esencia y un sonido particular. Nuestra esencia es que somos supremamente románticos, que cantamos temas de empoderamiento femenino y que también somos muy caribeños. A partir de eso navegamos por muchos sonidos urbanos.

"Me gustan muchos los géneros urbanos. El rap, el trap, el hip hop, el reguetón y el merengue urbano son de mi agrado. Me gustan todos estos sonidos". 


Maía, cantante y compositora colombiana.


Hablemos de MasterChef Celebrity, ¿cómo fue su paso por el reality?

Fue una experiencia muy linda en la que aprendí y sufrí mucho por la presión de los jueces. La realidad es que todos en nuestras casas cocinamos pero la presión de tener poco tiempo y un juicio de lo que cocinas, de una manera descarnada, es algo a lo que no estamos acostumbrados. Nosotros no somos chefs, ni siquiera cocineros, pues yo solo he cocinado en mi casa.

Tuve que dejar la competencia porque se me presentó una gastroenteritis y estuve hospitalizada tres días, razón por la cual me ausenté del programa. Luego pensé que podía estar más días pero me dí cuenta que lo mejor era dejar el puesto para Carlos Hurtado y Piter Albeiro porque yo tenía que hacerme algunos tratamientos. Ahora estoy muy bien y recuperada porque sigo una dieta.

¿Qué le dijeron Carlos y Piter Albeiro cuando usted dejó la competencia?

No había que decirnos nada. Con los abrazos y las lágrimas fue más que suficiente. A Piter lo conozco desde tiempo atrás y lo considero mi amigo. A Carlos lo conocí apenas ahora y también lo concibo como mi amigo porque se ganó mi cariño.

MasterChef Celebrity es una competencia que me dejó amistades. Es muy bonito ver a todas estas personas que conocía, pero que no eran mis amigos, en esa faceta. La supervivencia en la cocina nos unió.

¿Cuál de los platos que preparó en MasterChef Celebrity es el que más recuerda?
Sin duda el mojojoy. Yo siempre estuve en riesgo de ser eliminada y gracias a eso empecé a cocinar con más frecuencia.

El plato del mojojoy lo recuerdo mucho porque no sabia qué hacer con esos gusanos. Para nosotros fue una sorpresa muy grande. 

Por otra parte, en el plato del chunchullo y el hígado me fue muy bien porque me quedó en el punto que los chefs querían, pues había que seguir los paladares de ellos y no el de mi esposo.

¿Cuál fue la enseñanza que le dejó el paso por esta competencia?
Una de las cosas más importantes cuando uno está en grabaciones tan exhaustivas es darse cuenta que definitivamente la salud va primero y hay que decidir.

Llevo muchos años dejando de lado mi salud. Y esta vez, en una competencia tan importante a nivel personal en donde la estaba pasando muy bien, me tocó sacrificar y decir que no podía estar más tiempo porque no podía aplazar mi problema salud. En momentos así es donde uno aprende que primero es lo urgente y después lo importante.

¿Qué le dijo su esposo cuando tomó la decisión de dejar la competencia?
Cuando decidí retirarme del concurso me imagino que él sintió un alivio muy grande porque después de la hospitalización, que fue cuando falté tres días al programa, iba a volver a MasterChef pero finalmente no se pudo. A mis papás les dio muy duro pensar que iba a volver a ingresar a la competencia y me iba a volver a ocurrir un desmayo. 

El día que regresé al reality, después de la hospitalización, me estaba yendo bien en la cocina, pero fue cuando me di cuenta que necesitaba tiempo para hacerme mis exámenes, tratamientos y lavados. 

Siguiendo en la línea gastronómica, ¿qué platos le gusta degustar? 

El arroz con huevo y con aguacate. Soy muy básica porque me gusta mucho la comida del caldero de la casa. También me gusta el sushi y soy muy carnívora, pero el aguacate y el arroz son claves. 

¿Qué le gusta preparar?
Hago mucho hígado, pescado, salmón y vegetales salteados, pero son platos muy de la casa y que no me atreví a hacer en el concurso porque no nos dieron la oportunidad de preparar un plato libre. Los chefs nos sacaron de nuestra zona de confort. Para nosotros la cocina es un centro de relajación pero allá se volvió en un centro de estrés.

Volvamos a la música, ¿qué significa para usted ‘Niña bonita'?
Ese sencillo hace parte del disco ‘Baile de los sueños’. Esa canción me dio la entrada a los corazones colombianos y me dio la posibilidad de poder trabajar y vivir de esto. Es una canción que todavía tengo que cantar en todas mis presentaciones. Además, gracias a la novela ‘La costeña y el cachaco’ este tema se pegó. 

¿Cuál considera que ha sido el momento más difícil de su carrera artística?
Hay muchos difíciles, el día que estuve en Ecuador y me desmayé en plena presentación y tuve que salir de emergencia para realizarme una cirugía por una obstrucción intestinal y casi me muero fue complicado. Fue un momento que, a mis 23 años, fue muy difícil de manejar.

Pero el momento más sublime ocurrió el año pasado cuando, en la visita del papa Francisco, canté un salmo ante más de un millón de personas.

¿Qué le diría a los jóvenes que les gusta la música y que quieren vivir de ella? 

Primero, que lo difícil siempre es bueno. Lo fácil, fácil se va. Hay que estudiar bastante y tener paciencia porque esta carrera no es en el tiempo que uno quiere, sino en el momento en que la vida decida y hay que mantener la fe intacta como para un partido de fútbol. Esto es de trabajar todos los días.

Los proyectos en el Caribe
Trabajo social 
Llevo trabajando muchos años para ayudar a otras personas. He participado en proyectos sociales en el municipio de El Salado (Bolívar), donde doy clases de técnica vocal. El paso por ‘La voz’ hizo parte de todo este trabajo social que vengo haciendo. 

Desde mi punto de vista es clave trabajar con la gente de El Salado, con el proyecto de composición de música como terapia psicológica me sentí muy bien. 

Estoy en un proyecto en Montes de María desde hace 10 años con la colaboración de la ONG Ayuda en Acción, que busca lograr la autosostenibilidad de los campesinos.